Despeja la mente

Cuando le preguntaron qué regalo quería para su cumpleaños, el yogui respondió: “No deseo regalos, solo presencia”

Tú también regálate presencia, despeja tu mente del inquietante ruido de esa voz interna que, si bien nos ayuda también es necia, olvida por un segundo los problemas, siente como fluye el aire que al inhalar, va llenando tus pulmones de oxígeno y que al exhalar, desechas lo negativo de tu ser.
Conócete, escúchate, agradece que estas ahí, ahí para ti en todo momento.

El cuerpo no lo es todo. La mente no lo es todo. El espíritu no lo es todo. Los tres hacen el sentido. Los tres son uno.

#HazCambios.

20140314-221926.jpg

Anuncios